Woolrich Keepers

Fue desde hace varios años que partiendo de la necesidad de tener un espacio para sus relojes, Don Alejandro Aizpuru Marchetti creó su primer estuche compuesto de un armazón de madera cubierto de piel con un tamaño y diseño que encajó como anillo al dedo con cada una de sus piezas. Poco tiempo después. mostrando sus relojes a sus amigos más cercanos, Don Alejandro no paró de recibir peticiones para fabricar uno igual.  Así, en tan solo un cuarto en su casa con nada más que una mesa y una lámpara, nació un legado aún sin nombre propio, pero con un gran futuro por delante.

Poco a poco, los diseños y materiales evolucionaron. Se cayó en cuenta que esos productos representaban mucho más que un espacio para guardar objetos. Los clientes veían en su estuche una reliquia; un culto al estilo de vida que siempre quisieron y el hogar de todas aquellas cosas por las que tanto habían luchado por ganarse. Fue en ese momento en donde nos dimos cuenta que, así como ellos, debíamos evolucionar. Y lo hicimos.

Así nació Woolrich, un estilo de vida. Woolrich es diseño. Es el auténtico olor a cuero por las mañanas. Woolrich es artesanía de lujo mexicana. Es detalle. Es acabados. Es color al servicio de la estética. Es funcionalidad. Pero sobre todo, es un real y verdadero enfoque en ti. Porqué Woolrich sabe lo que quieres. Entiende lo que te gusta. Le importa lo que te importa.

Hoy, diez años después, creamos el valor que esperas para que puedas reflejar el estilo de vida que mereces. Queremos crecer contigo y acompañarte cada mañana al elegir tu reloj y al anudar tu corbata porque eres tú quien inspira lo que hacemos.

Para nosotros, eso es Woolrich. Y esa es nuestra historia.

Vamos más allá del estilo y del tiempo.

Vamos contigo.

www.woolrichkeeper.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *